EVALUACIÓN y RÚBRICAS: AUTOEVALUACIÓN, HETEROEVALUACIÓN Y COEVALUACIÓN

La LOMCE fija los estándares de aprendizaje como especificaciones de los criterios de evaluación que permiten definir los resultados que el alumnado debe conseguir como resultado del proceso de enseñanza aprendizaje. Los indicadores de logro permiten graduar el logro alcanzado en el saber, comprender y/o saber hacer.

Hasta ahora la evaluación era solamente unidireccional, del profesorado al alumnado. Nuestra propuesta evaluativa tanto para Primaria como para la Secundaria y Bachillerato es contemplar otros modelos de evaluación que den un papel más relevante al propio alumnado, una mayor responsabilidad.

La autoevaluación supone hacer un análisis sobre el proceso propio, reconocer con sinceridad los logros, pero también lo que aún queda por trabajar para conseguir los objetivos que se desean.

La coevaluación significa aceptar el criterio de los iguales, trasladando al alumnado la responsabilidad de evaluar en base a criterios objetivos y observables que buscan ayudar al otro en su proceso de aprendizaje.

Las rúbricas son una herramienta vinculada totalmente a los indicadores de logro que permiten observar los procesos de forma gradual, y por tanto posibilitan establecer áreas de crecimiento en el aprendizaje; asimismo se pueden utilizar en cualquiera de las modalidades de evaluación antes descrita.


volverPRIMARIA